Queremos que nuestro hijo/a reciba el Sacramento del Bautismo, ¿en qué consiste? 

El Bautismo es la puerta de entrada en la Iglesia. Por el Bautismo empiezas a formar parte de la Iglesia. Formar parte de la Iglesia implica un compromiso con Jesús y con Evangelio. Comúnmente el bautismo suele ser de niños recién nacidos para esto se exige un compromiso y un testimonio por parte de sus padres. que son los responsables de su cuidado y educación. 

¿Con quién debemos hablar y cuándo?

Podéis hablar con cualquiera de los sacerdotes, aunque mejor siempre con el encargado de los Bautizos. Acudid al despacho parroquial de martes a viernes de 19:00 – 20:00 h. (15 septiembre-1 de mayo), de 20:00 – 21:00 h. (1 de mayo -27 de junio) .

Los Bautizos en esta parroquia son los 2º y 4º sábados de cada mes a las 12:00 h.

 ¿Qué es necesario para que reciba este Sacramento?

Que el interesado si es adulto tenga voluntad de recibirlo y si es niño sus padres tengan esa voluntad y el compromiso de educarlo en la fe.

Deberán hacer unas Charlas que recibirán los padres y padrinos. En esta parroquia suelen ser los primeros lunes y martes de cada mes a las 20:00 h.

¿Quiénes pueden ser los padrinos? ¿Deben cumplir algún requisito?

En la medida de lo posible, a quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es asistir en su iniciación cristiana al que se bautiza, y, juntamente con los padres, presentar al niño que va a recibir el bautismo y procurar que después lleve una vida cristiana congruente con el bautismo y cumpla fielmente las obligaciones inherentes al mismo. (Canon 872)

Los padrinos deben de ser mayores de 16 años, estar confirmados y no ser el padre o la madre.

 ¿Y si soy adulto y quiero recibir el Bautismo?

Si eres adulto lo normal es que comiences un proceso para recibir los sacramentos de la Iniciación Cristiana de Adultos. Al final en una misma celebración recibes los tres sacramentos juntos: Bautismo, Eucaristía y Confirmación.